sábado, 19 de junio de 2010

El sueño del socialismo y el espiritu de la humanidad

cUna vez más miremos el sueño del socialismo: una sociedad perfecta, sin diferencias sociales, sin conflictos, con trabajo, estudios y un futuro asegurados. Es un sueño precioso, sin duda, muchos querríamos estar en él. ¿Y por qué no? nos preguntamos, puede sónar utópico, pero eso no significa que sea imposible. Sin embargo miremos a esta sociedad de cerca. Y observamos una cosa ¿donde están las dificultades? ¿Dónde están los problemas? ¿Dónde están los retos? no existen, pues han sido eliminados en pos de el bienestar social y personal de los individuos de esta sociedad. Ese es el error.
Hay quien diría que soy un hipócrita por no querer el mismo bienestar que puedo disfrutar para el resto de mi especie, que las personas que nacieron en un lugar desfavorecido y no en el mío (me considero afortunado a este respecto) no tuvieron la culpa de ello, que fue el azar y, al fin y al cabo, ¿que derecho tengo yo sobre ellos para estar donde estoy? Y podrían tener razón, pero la verdad es que única y exclusivamente el azar rige ese aspecto. Estoy en contra del sueño del socialismo, primero por que haría languidecer esta sociedad hasta su extinción, y segundo por imposible.


Las diferencias sociales (y con esto me refiero, por ejemplo a la existencia de riqueza, pobreza, tensiones entre clases...) siempre han existido en la humanidad (lo cual no quiere decir que vayan a seguir existiendo) y han sido, en muchas ocasiones el motor del progreso y la expansión de la humanidad, los descubridores de nuevos territorios eran con frecuencia gente de clase social baja, sin recursos y desesperados.


Además la ruta evolutiva de nuestra especie sugiere algo. La selección natural hace que las especies se especialicen en determinadas tareas, vitales para su existencia. Así el mosquito chupa sangre, y lo hace de una manera (fastidiosamente) efectiva; el tiburón sigue y atrapa presas y para ello es extremadamente eficaz. Pero ¿en que estamos los seres humanos especializados? alguien podría decir "en pensar" o "en construir herramientas". Es incompleto, la selección natural ha hecho que durante millones de años de evolución nuestra capacidad más desarrollada sea la de enfrentarse a retos. Por eso abarcamos los cinco continentes (a pesar de sus diferencias climáticas y de ecosistemas), por eso construimos herramientas que potencian nuestros endebles músculos, por ello tenemos unas estructuras sociales complejas que se adaptan al medio en el que vivamos, permitiéndonos la supervivencia. Dadnos un reto y los seres humanos lo resolveremos.


Pero que pasa si no hay retos, si todo está ya decidido y preparado y no hay problemas a los que hacer frente, como propone el sueño del socialismo. Sinceramente creo que nadie lo sabe, algo así no ha pasado nunca (y a menos que nuestra evolución nos lleve por otro camino es poco probable que ocurra), pero estoy seguro que a largo plazo sería perjudicial para los seres humanos del futuro. En una sociedad así creo que la mayor amenaza que acecharía sería un enorme auge del nihilismo, al final las personas dejarían de trabajar y existir y se dejarían morir lentamente hasta agotar su existencia, perdidas en su plácida y cómoda existencia sin problemas.


No obstante no creo que el sueño del socialismo sea inútil, promueva las tensiones sociales y anima a las personas a buscar un futuro mejor, lo cual es un reto que debe ser superado, lo cual es positivo para la humanidad en su conjunto, es positivo.


Saludos desde Orión

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada

¿Algo que decir? // Something to say?